Consejos y FrasesHistorias y Reflexiones

Una mujer inteligente es todo aquello que un hombre mediocre no quiere tener

Una mujer segura, es la inseguridad más grande de un macho.

¿Están algunos hombres seguros de pasar su vida con una mujer inteligente? Según un estudio publicado en la revista “Personality and Social Psychology Bulletin” (Fuente) parece que no es así, debido a los efectos que podrían manifestarse por el temor a ser rechazado o cuestionado por su masculinidad.

Esto es lo que plantea el estudio: en el papel, el 86% de los hombres están más interesados ​​en mujeres brillantes, pero la mayoría de ellos finalmente optan por una persona con actividad cerebral menos brillante.

Para Mathilde Viguier, terapeuta matrimonial, estos resultados realmente no le sorprenden, debido a que ella misma pudo notar esa particularidad en las parejas que recibió en su terapia.

Este miedo que tienen algunos hombres puede asociarse a ciertos complejos, a una baja autoestima, pero en muchos casos, a la presión del entorno social.

Los hombres mediocres no toleran la independencia de las mujeres

Cuando un hombre “mediocre” se encuentra con una mujer inteligente, existe una fisura entre lo que él demuestra y lo que realmente siente: puede sentir orgullo de su esposa, porque ella ha logrado tener una posición importante, sin embargo, internamente se siente devaluado, es cuando finalmente sale a la luz una competencia entre ambos.

Otro aspecto importante que demuestra la mediocridad de algunos hombres, es cuando les resulta difícil acostumbrarse con la independencia de las mujeres, ya que, este logro femenino es, para este tipo de hombres, un signo de inteligencia. A sus ojos, una mujer brillante es alguien que tiene cultura, conocimiento, un alto nivel de educación o una posición de responsabilidad, lo cual no lo toleran.

Otros aspectos a tomar en cuenta

Los hombres que no lo logren, pretenderán instaurar un equilibrio de poder para sentirse más fuertes. Por lo tanto, en consulta, muchas parejas informan tristemente que tienen un “juego de poder de relación” a pesar de sí mismos. Es una forma de medir la propia inteligencia con la de la pareja.

Esto está relacionado con la falta de autoestima, que podría compararse con el síndrome del impostor. Cuando el hombre se da cuenta de que su esposa es brillante, se dice a sí mismo: “Si ella se da cuenta de que es más lista que yo, es probable que me abandone”. Siente que no está en condiciones de hacerlo y teme perder a quien ama.

Finalmente

No todos los hombres reaccionan de la misma manera, no podemos hacer generalidades. Y si uno puede ir en la dirección de este estudio afirmando que la mayoría de ellos están asustados por la inteligencia femenina por varias razones, uno puede esperar que el trato cambie poco a poco, al mismo tiempo que las costumbres, la idea es ir evolucionando en este aspecto.

Imagen de portada: Nick Starichenko / Shutterstock

Previous post

Las parejas fuertes y visionarias superan los obstáculos y construyen imperios

Next post

La pobreza no nace en la escuela, nace en la casa

FeminasMillonarias